miércoles, 13 de octubre de 2010

Yo si creo, hacemos GRANDES cosas - Bienvenidos mineros de Chile volviendo a nacer

Es increíble...
No he podido dormir. Son las 5.14 am en Colombia (la hora solo la escribiré cuando por fin cierre el post - comencé a las 2 a.m pero entre escuchar, ver, sentir noticias... casi no termino)

El mundo entero tiene los ojos puestos en Chile. No con la angustia con la que nos sentíamos la mañana del 27 de Febrero de este año. Hoy los ojos del mundo observan como la tierra chilena, la pacha mama, está pariendo de nuevo a la vida 33 vidas, que durante 69 días estuvieron a casi 700 mts bajo la superficie. 

Lo que ha demostrado Chile, la gente de Chile, el Gobierno de Chile, los rescatistas de Chile, y la solidaridad del mundo es de esos momentos que tienen que quedar en la historia no como el anecdotario de nuestras tragedias, sino como el rescate de nuestra capacidad de saber, de saber hacer y sobretodo de sabernos ser seres humanos, sociedad, comunidad, colectivo de hombres y mujeres que nos ayudamos y no solo nos conmovemos con el dolor, el sufrimiento, con las necesidades. Si, el desastre, la tragedia, movió a Chile... nos movió en el mundo. Pero más allá la población chilena ha dado un ejemplo de constancia, de esfuerzo, de persistencia, de colaboración, de capacidad de trabajo colectivo. 

Yo si creo, hacemos grandes cosas cuando nos los proponemos. 
Yo si creo, independientemente de todo lo que podamos decir sobre el por qué y cómo del accidente, sobre el Presidente de Chile, sobre los periodistas... es el NACER de 33 personas y un renacer logrado por el esfuerzo colaborativo de muchos hombres, de muchas mujeres, que no se resignaron a llorar su tragedia. 

Yo si creo, que somos capaces de hacer cosas más potentes que las bombas. 
Lo que está sucediendo hoy en Chile es una muestra de ello. 

Chile está demostrándole al mundo que somos capaces de hacer lo que antes podría pensarse como un milagro, 
somos capaces de dar la vida y somos capaces de volver a darla si trabajamos por ella.

"Yo creo que podemos hacer cambios" Mario Sepúlveda, minero rescatado, Chile