¿Cuándo es suficiente? ¿Hasta dónde es necesario?

Mi tercera celebración de reyes en México y, pues si, aún no asumo completa la costumbre... vamos a ver si mañana por tercer año como rosca de Reyes... pero lo de los regalos de Reyes, vaya, obvio soy mayor y mamá y sería yo quien tuviera que 'regalarse' no creo que la asuma; además vengo de 'los regalos los trae el niño Dios' y pues son el 24 de diciembre y ya. Pero precisamente conversando sobre las costumbres del día de Reyes salió la reflexión del día, en charlada de café, alrededor del caso de una mamá que a su hija de 3 años le da regalos que cuestan algo más de dos salarios mínimos mensuales en México. 

¿Hasta dónde es necesario?
¿Cuándo es suficiente?
Si tenemos suficiente y podemos hacerlo, ¿por qué negar a nuestr@s hij@s esos placeres?

MMM no sé. 

Como madre cabeza de familia, con una hija de 19 años; como mujer que fue madre 'casi adolescente'; como hija de una familia de clase media que se sostiene con el esfuerzo de tod@s l@s de mi casa; como mujer colombiana que de niña y adolescente trabajó en las calles vendiendo bolsas plásticas y luego vendiendo comida y lavando platos, ayudando como lo hicimos tod@s en mi casa cuando fue necesario... Me cuestiona mucho el ubicarme en el hasta dónde es necesario y cuándo es suficiente para nuestr@s hij@s. 

Indiscutiblemente, cada un@ de nosotr@s, como padres o madres, se desvive por darle lo mejor a sus hij@s; por ser el mejor ejemplo; porque estudien en el lugar más adecuado; porque tengan experiencias enriquecedoras; porque 'tengan lo que no hemos tenido' muchas veces... pero hasta dónde el que nuestr@s hij@s tengan lo que quieren y que tengan lo que no tuvimos es razonable para ell@s y su crecimiento, para nosotr@s y nuestro crecimiento como seres humanos, padres, madres, adultos y para el resto del mundo y su crecimiento en condiciones de equidad. 

Si, es complejo, pero darle a una niña de 3 años un regalo de reyes que cuesta algo más de dos salarios mínimos mensuales, creo que es una oportunidad para reflexionarnos sobre qué le estamos dando a nuestr@s hij@s para que sean felices. 

Por lo menos la charla a mi me hizo volver a mirarme, a mirar a mi hija, a pensarnos juntas y a repensarnos sobre el camino andado y sobre lo que viene... 

Que ojalá en la cabeza de cada mamá y de cada papá siempre lo tengamos presente y lo reflexionemos para  construirnos como familias: ¿Cuándo es suficiente? ¿Hasta dónde es necesario?

Comentarios

  1. ...nuestros hijos son la extensión de nuestra existencia.

    ResponderEliminar
  2. Today, players can expertise the same feeling of half in} in a land-based casino at the comfort of their residence by way of stay casinos. However, players are advised to do proper research on 온라인카지노 whichever casino they need to join earlier than half in} for actual money. In addition to that, it is also wise to get acquainted with regular on-line casino games earlier than opting for stay vendor games. While gambling legal guidelines in South Korea are strict, many get around them by betting on-line. Whether it be casino games, sports activities betting or one thing else you are be} in search of, our prime ranked websites best for|are good for} gambling for actual money on-line.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares