domingo, 8 de agosto de 2010

¿La hora del olvido? ... Democracia...

¿Cuándo se habrá regenerado la democracia colombiana? El día en que el Salto del Tequendama huela a agua y a musgo; el día en que el río Bogotá no sea el retrato secreto de nuestro orden urbano; el día en que el río Magdalena no esté envenenado con mercurio y no haga nacer niños con el paladar hendido; el día en que cuatro millones de campesinos que hoy piden limosna en los semáforos, o en las ventanillas de Acción Social, sean protagonistas verdaderos de nuestra historia; el día en que veinticinco millones de pobres absolutos que tiene Colombia sean cincuenta millones de manos produciendo y consumiendo, y millones de cerebros aportando su inteligencia a este país donde todavía la cuna decide desde el primer día si uno será sicario o presidente: Columna completa de William Ospina 

Recuerdo que mi hermano, algo tomado, antes de la primera vuelta presidencial me preguntó: ¿Cristina y si Mockus no gana usted seguirá creyendo en la democracia? - Si - no dudé en contestar. 

Hoy me pregunto lo mismo, un día después de que uno de los de siempre asume el poder como Presidente y respondo si. Tanto la democracia como mi país no le pertenece a las familias que siempre han mantenido el poder en Colombia... el siempre llegó hasta donde encontramos las herramientas que nos permiten comunicarnos y organizarnos sin pasar por su filtros. Hoy no son ellos los dueños de los medios... somos nosotr@s. Yo sigo creyendo en la democracia, pero para que la democracia no sea la que no cree en nosotr@s, yo me comprometo a ser una alfabetizadora digital de la democracia. 

El camino apenas lo estamos comenzando. Celebramos el bicentenario de nuestro nacimiento como República para darnos cuenta que tenemos que independizarnos por fin como seres humanos.