domingo, 15 de mayo de 2011

Reflexiones de domingo: ¿Cómo nos comunicamos?

¿Cómo te expresas? 
¿alguna vez te has escuchado y has reflexionado sobre cómo te sentirías cuando otra persona se expresa sobre tí en las palabras que tú utilizas? 
Yo si, lo hago todos los días y con cada caracter que escribo, porque creo en el poder de la palabra, 
en la comunicación que transforma contextos 
y en los diálogos que permiten llegar a consensos.

Calma. 
Lee, escucha, lee lo que escribes... escúchate... 
Creo en la transformación a través de la palabra, 
de las palabras, 
de los diálogos, 
de las construcciones dialogadas. 
Cuando se piensa más en lo que se quiere escribir 
y más en lo que se quiere decir, 
más fácil es encontrar que 
muchas veces son más los puntos que nos acercan que los que nos alejan.

Yo mandé apagar mi automático hace mucho tiempo. 
Reaccionar con el automático puesto 
ante las observaciones sobre tus palabras 
no es sino la muestra de que tampoco estás leyendo a las demás personas.


¿Estás segur@ que la única opción es la que tú crees? 
¿Que la única solución es la que tú propones? 
¿Que la última palabra siempre debe ser la tuya?
No creo en que la única opción es la que yo creo, 
es solamente la opción que creo. 
No creo que la única solución sea la que yo propongo, 
es la que propongo. 
No creo que mi palabra deba ser la última, 
prefiero que mi palabra sea una más del diálogo 
para saber cuál es la opción que podríamos tomar, 
o cuál es la solución que podriamos implementar. 
Y si es junt@s mejor.