lunes, 26 de junio de 2017

"Que se escuchen sus voces y no sus armas": Manifiesto Movilización Mundial contra las Farc - 4 de Febrero de 2008


"
Hoy le decimos al mundo:

No más secuestros
No más mentiras
No más muertes
NO MÁS FARC!!!

Sí a la libertad
Sí a la verdad
Sí a la vida
COLOMBIA SIN FARC!!!!!!!!!

Hoy decidimos liberarnos y traer, a esta multitudinaria congregación mundial, nuestras voces unidas para decir: NO MAS FARC. Para abrir los ojos a las posibilidades que nos regala la historia.

Como individuos libres y autónomos, y como sociedad civil en conjunto, asumimos el compromiso de defender la libertad, la vida y la verdad. Hoy nos declaramos personas de paz. Le queremos demostrar al mundo que somos capaces de convivir y unificar ideas dentro de nuestras diversidades.

Lo que hoy estamos logrando, será ejemplo en el mundo y perdurará en la historia de la humanidad como el momento en el que nos aceptamos y nos comprendemos. 
Para respaldar nuestro compromiso pedimos a los partidos, el gobierno y los diferentes sectores de opinión que respeten la iniciativa civil, se sumen a ella, y hagan parte de las soluciones. 
Como colombianas y colombianos, indiferentemente de nuestra inclinación política, de los estamentos gubernamentales o sectores de opinión en los que participemos, confirmamos que nuestro primer objetivo es:
Vivir en una Colombia sin Farc 
Este es nuestro compromiso…
el compromiso de todas y todos aquí presentes…
Y proponemos que sea
el compromiso de todos los sectores…
de todos los partidos…
de toda la comunidad internacional
es la alianza que nos permitirá trabajar en equipo…
es el compromiso de respetarnos, valorarnos y fortalecernos en común
es el llamado a la unidad de Colombia…
Nuestra Colombia." Manifiesto del #4F
En más de 183 ciudades en el mundo, cerca de 14 millones de personas, el 4 de Febrero de 2008 hicimos historia. Nos exigimos un No más Farc, visualizamos una Colombia Sin Farc.



Hoy, las Farc como grupo armado están dejando de existir.

Hoy, casi 10 años después, como sociedad civil debemos reclamar lo que por derecho nos pertenece, no solo el resultado de la movilización ciudadana más grande en la historia, sino la plenitud de construirnos en una narrativa política y social donde las armas NUNCA MÁS podrán ser una excusa para llegar al poder.

Hoy, casi 10 años después, tenemos que asumirnos con nuevos compromisos y nuevos retos. Estamos dejando atrás el enfrentamiento armado, pero debemos observarnos como una comunidad capaz de construir la PAZ alrededor de la PALABRA, del reconocimiento de ser diferentes, de la tolerancia y la capacidad de construir aunque pensemos distinto, de respetarnos y valorarnos en y con nuestras diferencias.

Hoy celebro inmensamente que el proceso de dejación de armas esté concluído. Hoy a quienes integraban las Farc les expreso con toda mi decisión la bienvenida a la participación de la Palabra, en Democracia - con todas las falencias que nuestro sistema político tenga - pero con la plena seguridad de que ahora estaremos en las mismas condiciones para ser en la política... ustedes no tendrán un arma en sus manos, y NUNCA MÁS permitiremos que eso ocurra. Por las víctimas, por quienes hoy no están para vivir este momento tan trascendental, pero por sobretodo por las generaciones de niñas y niños que nunca tendrán que estar sometidas a repetir nuestra historia.

Es el momento de romper las inercias que nos han 'marcado' como una sociedad violenta y que históricamente repite sus ciclos. Pongámonos en el nivel que nos exige nuestra historia y asumamos con total responsabilidad la construcción de un país que se viva en PAZ.

sábado, 4 de febrero de 2017

De la Marcha mundial contra las Farc a la última marcha de las Farc como grupo guerrillero

Es nuestra historia, donde estuvimos y donde estamos. 

Hace 9 años, más de 1800 personas gestamos la operación de diferentes acciones de movilización en donde, en más de 183 ciudades, cerca de 14 millones de personas dijimos NO MÁS FARC.

Hoy
"En un impresionante movimiento logístico, unos 6.300 guerrilleros y guerrilleras de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están terminando de movilizarse hacia 26 áreas del país en las que pasarán los próximos seis meses y dejarán las armas"
"Este fin de semana habremos terminado todo ese movimiento, en cualquier parte del mundo estarían bailando de felicidad porque se terminó la guerra, y ¿aquí por qué no?" Sergio Jaramillo, Comisionado de Paz, en Cumbre Mundial de Premios Nobel de Paz



COLOMBIA... COLOMBIA... hicimos del mandato del #4F una realidad. 

Lo hicimos porque decidimos el diálogo y nos le medimos a un voto de confianza para terminar el conflicto.

Lo hicimos porque hoy nos estamos comprometiendo con la construcción de PAZ y estamos dejando atrás el (que)hacer de la guerra.

Lo hicimos porque las Farc escucharon... porque el eco de las voces de más de 14 millones de personas en el mundo si retumbó en los corazones.

Lo hicimos porque respaldamos la labor de un Gobierno que le apostó a responder hacia la construcción de paz.
"Les invitamos a que se reincorporen por la vía pacífica a la democracia, que se escuchen sus voces y no sus armas" Manifiesto leído en las plazas públicas el #4F
Muchas acciones de movilización ciudadana se han dado en Colombia desde el 4 de Febrero de 2008, diversas, diferentes, llenas de contenido de la ciudadanía que decidió apostarle a la construcción de PAZ, que se observó a sí misma como parte clave para solucionar el conflicto.

Hoy, en decenas de ciudades celebramos con #Pazalacalle celebramos #100EncuentrosporlaPAZ para acompañar la mesa de diálogo con el ELN. 

COLOMBIA, COLOMBIA, hoy como nunca antes, nos merecemos ser más parte del proceso de solución del conflicto. 

Hoy, como nunca antes, nos merecemos decir COLOMBIA SOY YO y voy a acompañar el retorno de las personas que hacían parte de las Farc a las comunidades, a sus familias.

Hoy, como nunca antes, nos merecemos crear nuevas dinámicas que nos permitan liberarnos de tantos años de conflicto y donde seamos capaces de perdonar, de sanar, de crear las condiciones de justicia y de reparación para las comunidades que más han estado afectadas.

Hoy, COLOMBIA SOY YO, y me comprometo a observarme, a verme, a sentirme, a reconocerme, pero sobre todo a construirme y construirme reconociendo y defendiendo el movimiento que emerja de las Farc, como un actor válido en el ejercicio político, y a acompañar al ELN para que transite rápidamente al ejercicio de la civilidad.

Sigamos creciendo en participación ciudadana, trabajemos con las regiones, apoyemos más a las comunidades que necesitan hoy de nuestras manos, cabezas y corazones para construirse en una historia sin conflicto armado.

Sabemos que este camino no es fácil, que de lado y lado aún tenemos dinámicas propositivas que crear; que debemos estar a la altura de nuestro momento histórico para que nuestras palabras y acciones sean cada vez mayor y mejor ejemplo de nuestra voluntad. Que no basta con lo que se hizo en La Habana, que de lado y lado debemos, contra toda dificultad y a pesar de cualquier actor político, dimensionar la responsabilidad que tenemos en nuestras manos y ser y hacer para que el fin del conflicto en Colombia sea una realidad.

Hoy, COLOMBIA SOY YO, y protegeré este proceso de resolución del conflicto como la mayor herencia que puedo dejarle a las generaciones que vienen.

La PAZ viene, porque vamos a construirla, y no tiene reversa. 

Leer más en: