domingo, 6 de enero de 2013

¿Qué vas a dejar para cuándo no estés?

Hoy, recorriendo de nuevo algunos lugares que resguardan historias de la vida de Frida Khalo y Diego Rivera, mi hija me soltó una perla: 
- ¿Qué vas a dejarle al mundo para cuando te hayas ido, cuando te hayas muerto? Además de una hija hermosa claro... 

Acto seguido mamá con reflejo involuntario: 
- No le voy a dejar nada material, le voy a dejar mi trabajo, mis metodologías, lo que yo se hacer para que otr@s lo aprendan y lo hagan. 

Y si... fue un acto reflejo, pero me ha tenido rondando el resto del día una respuesta... o mejor, la misma pregunta. ¿Qué se quedará de mí en el mundo para cuando yo no esté?. Obviamente que después de recorrer y volver a recorrer la Casa Azul y el Anahuacalli uno queda como apachurrado, porque las vidas de Frida y de Diego, sus obras, su estilo, su todo, impregna esos espacios que son el legado que dejaron para cuando ya no estuvieron. 

Hoy, conmigo, con mi hija, con mi familia, con mi país, con mi pasado, mi presente y mi futuro, me la juego a que quede algo para la historia. ¿Qué exactamente? no se. Gracias a la vida, tengo mi nombre escrito en muchas historias de mi familia, mis amig@s, mi país. Pero aún mientras sigan minutos donde pueda respirar, tengo tiempo para crear, para creer, para crecer, para construir, para dejar algo que trascienda de mí, trascienda conmigo y trascienda para otr@s. 

Que no nos quedemos quiet@s en el mundo viendo como pasa, 
que creemos el mundo que queremos, 
que queramos el mundo que legaremos.