sábado, 18 de agosto de 2012

Para decir GALAN VIVE necesitamos más que una frase

“A los hombres se nos puede eliminar, a las ideas no”

23 años es mucho y a la vez tan poco. 
23 años hacen que no me falle la memoria aún, pero que a la vez sienta que el tiempo a pasos agigantados nos está diciendo que debemos reaccionar para que no solo sea una fecha que se aleja. 
23 años y si, much@s recordamos exactamente qué estábamos haciendo, en dónde estábamos, con quien y cual fue nuestra reacción cuando nos dijeron que habían asesinado a Luis Carlos Galán. 

Y cada año, en este día, nos recorremos sus palabras; nos lloramos las imágenes de su llegada a la tarima en Soacha y el sonido de las ráfagas de ametralladora; escuchamos a su familia, a doña Gloria y a sus hijos; vemos sus imágenes... o bueno, por lo menos así lo he vivido en los últimos 15 años, por las redes, donde quizá compartimos más contenidos que los 5 minutos que le dan en televisión. Pero si, también vemos en los noticieros las notas sobre el magnicidio y nos indignamos ante el hecho de que su crimen siga impune; cada vez repudiamos más a Alberto Santofimio, y abrimos los ojos al escuchar del General Maza Marquez, pero la verdad y la justicia aún no la hemos alcanzado. 

Pero además, al igual que con el asesinato de Jaime Garzón, solemos decir al conmemorar su muerte que ellos viven. Que viven en sus ideas, que viven en las enseñanzas que nos dejaron. Quizá, y es una apreciación personal, Jaime Garzón vive porque en un proceso de 'crecimiento', para no decir madurez, de la ciudadanía hemos aprendido a asumir nuestras responsabilidades ante lo público; intentamos hacer más que taparnos los ojos y dejar pasar... si, lo creo firmemente, que hemos crecido en la capacidad de organizarnos y de hacer, de creer y de alcanzar. Si, aún nos falta mucho, pero vamos creciendo. 

Sin embargo, si me pongo a reflexionar efectivamente sobre Galán y su legado, a pesar de sus hijos, a quienes respeto mucho, no hay dentro de los partidos políticos y dentro de nuestros gobernantes alguien o algun@s que efectivamente demuestren llevar sus banderas. Más triste aún, después de 23 años, como sociedad que estamos 'creciendo', como ciudadan@s que estamos asumiendo la política como nuestro ejercicio, no estamos haciendo 'vivir' a Galán en nuestras acciones y en nuestras ideas. 

No es vivir en el pasado. Ni decir cómo sería Colombia si no hubieran asesinado a Galán, siempre resalto que no es cómo sería Colombia, nos negaron el derecho de vivir a Galán y de saber si se hubiera equivocado o no. Nos negaron a Galán hace 23 años y nos hemos negado a mantener vivo su legado porque no lo tenemos presente en su fondo no solo en sus formas. 

Colombia si ha cambiado, Colombia se ha transformado, no es la Colombia que vivíamos hacer 23 años, pero sin lugar a dudas no es la Colombia que podríamos ser si hicieramos trabajo de fondo y no solo de formas. Si no solo nos pensáramos en transformaciones sino la generáramos participando y siendo actores fundamentales de las transformaciones. 

Galán VIVE, si. Está ahí. Sus ideas están ahí. A la espera de que en verdad lo hagamos vivir en nuestras acciones. De que sus reflexiones alimenten las nuestras y las traigamos al hoy, y nos veamos, y entendamos que las transformaciones no vendrán por elegir a 'un@s poc@s' sino por la participación clara de tod@s en la política, en lo público, en la construcción creativa de la Colombia que queremos, de la Colombia que nos merecemos, de la Colombia que podemos ser. 

Mi homenaje a Galán. Para volver a decir Galán VIVE, a hacer y no solo decirlo. 


"Por la libertad, 
Por la justicia, 
Por la democracia, 
Por la paz. 
Siempre adelante ni un paso atrás. 
Y lo que fuere menester, sea"

lunes, 13 de agosto de 2012

CREO en que lo que podemos hacer. Hagamos. Homenaje a Jaime Garzón

"Yo creo en la vida, creo en los demás, creo que este cuento hay que lucharlo por la gente, creo en un país en paz, creo en la democracia, creo que lo que pasa es que estamos en malas manos. Creo que esto tiene salvación. Eso es un norte demasiado largo" Jaime Garzón

Ya van 13 años. 
13 años sin Jaime. 
13 años trayéndolo a la memoria, manteniéndolo en la memoria. 

13 años en los que como personas crecimos. 
Yo terminé mi estudios universitarios. Me he vivido el crecimiento de mi hija, quien tenía 5 años cuando asesinaron a Jaime. Empecé a trabajar. Empecé a vivirme mi país desde el corazón, desde las entrañas. La vida me ha permitido hacer muchas cosas desde todos mis trabajos por Colombia. Coordiné el 4F, y estuve en el centro también de la ola verde. Lo que nunca pensé, y a lo que me había negado porque siempre dije que en Colombia tenía mucho qué hacer, salí de mi país; conocí Estados Unidos, Perú, El Salvador. Viví con personas maravillosas en Guatemala y ahora construyo mi vida desde México. 

13 años en los que sigo construyéndome. Pero no dejo de sentir a Jaime como el primer día que lo vi en El Patio. No dejo de encontrarme con lo que vivíamos en mi familia escuchándolo en Zoociedad, en Quac, en CM&. 

13 años en los que recuerdo el día en que lo asesinaron y que siento la reacción que tuve y que recuerdo a la Bogotá que sentía esos días. 

Pero 13 años en los que la memoria de Jaime la vivo en el día a día. No solo cada 13 de Agosto, en el que si, además escribo mi post y comparto mis mensajes. Cada día, de estos 13 años, no me resigno a que todo continúe igual, porque él no quería que así fuera. 

Jaime se esforzó al máximo, y de todas las formas que tuvo a su alcance, por despertarnos; por puyarnos para que nos moviéramos; por impulsarnos a ser conscientes; a ser actores de nuestro presente y futuro. 

Por la memoria de Jaime, cada día de estos 13 años ha sido un CREER que es posible cambiar y HACER para que cambiemos. 

El mejor homenaje que podemos y debemos hacerle a Jaime, no solo por él, sino por la Colombia que vivimos, respiramos y seguimos sintiendo en la piel, es salvar esto, salvarnos, que nuestro país quede en nuestras manos y que lo construyamos como se debe "Nadie podrá llevar por encima de su corazón a nadie ni hacerle mal en su persona aunque piense y diga diferente"

Jaime Garzón en la memoria, Jaime Garzón sin olvido. 


domingo, 12 de agosto de 2012

Aprendizajes de Londres 2012

"Ahora sabemos más como individuos y como nación, de qué somos capaces" Sebastian Coe

No quería que se acabaran, aún me niego a no seguir aprendiendo todos los días, todo el día de l@s deportistas en Londres 2012, pero está bien, ya me resigno. Ya empecé encontrando otra forma de aprenderme. :) 

Pero mientras cerramos Londres 2012, quiero compartir mis reflexiones sobre este gran encuentro donde de mi parte, me aprendí en el "Más rápido, más alto, más fuerte" con toda la profundidad del caso. 

L@s mejores

Mi primer aprendizaje, o bueno, quizá uno de los más fuertes de "mi experiencia olímpica" fue afirmar que en Londres 2012 estuvieron l@s mejores. Y no l@s mejores porque le ganaron a otr@s, sino porque aún sin ser quienes se subieron al podium siempre lo son, l@s mejores. Quienes se superan a sí mism@s, en cada salto, en cada carrera, en cada partido, en cada momento. Ser l@s mejores no en un entorno competitivo con el mundo externo, sino con ese mundo interno donde a veces los miedos y las inseguridades nos amarran a un lugar, a un momento, a un espacio y a un tiempo, del cual no salimos. No. L@s deportistas en Londres 2012, los seres humanos que estuvieron ante nuestros ojos, nos demostraron que si queremos, si lo hacemos, podemos ser l@s mejores en lo que queramos ser: el reto siempre será superarnos a nosotr@s mism@s. 

Disciplina, concentración, foco en lo que se quiere ser

Para superarse a si mism@ todos los días, hay que ser disciplinados, hay que concentrarnos en mejorar la técnica, en practicar y practicar para encontrar los errores y corregirlos, para fortalecer los aciertos y repotencializarlos. Hay que mantener el foco en lo que se quiere ser, hay que mantener la mirada firme en el objetivo y superar los obstáculos, y contagiar a quienes nos rodean para que nos apoyen, y aprendernos más, y ser mejores y mejores, y estudiar más de lo que queremos ser y ser mejores, y prepararnos y aprender más y ser mejores. Si la disciplina, la constancia, la concentración. Nada llega de la noche a la mañana por casualidad, es un trabajo permanente, constante. 

Trabajo en equipo

Leía comentarios, sarcásticos obviamente, sobre el por qué ganábamos, como colombian@s, medallas en deportes individuales y nuestras representaciones de equipo, incluyendo el fútbol, no eran las que nos traían medallas y reconocimientos, y que por eso quizá es que estamos como estamos... OOOUUMMMM a mi no me salgan con que la participación "individual" de un deportista no es fruto de un trabajo en equipo. Por el contrario, siento que estos son más equipos que los 'comunes' donde vemos más personas en el ruedo y sea cuál sea la disciplina aquí no es un trabajo de una sola persona. Si bien son méritos mayores de el/la deportista , es claro también que hay un equipo gigante de personas, empezando por sus familias, que hicieron su parte en este gran trabajo que representa alcanzar el "Más rápido, más alto, más fuerte". Y por el otro lado, porque el evento mismo fue un WOOO gigante para el trabajo en equipo, y  los mismos coordinadores de la actividad lo reconocieron. Las alusiones constantes al papel de l@s voluntari@s de Londres 2012 fueron algo que me sobrecogió el alma. Tod@s estamos en capacidad de hacer algo porque cada acción en el mundo sea un éxito. 

Si es más fuerte lo que queremos, no hay caída que no nos enseñe que somos más fuertes levantándonos

No hay momento de desesperanza cuando se tienen claras las metas y los objetivos. No hay posibilidades de lamentarse cuando se ha caído si se entiende que de ello se aprende y que el levantarse nos hará más fuertes. No hay dolor momentáneo en el proceso de aprendizaje que no sea opacado por la felicidad de ser más rápidos, de saltar más alto, de ser más fuertes, que antes de caer. Si, historias maravillosas de personas que se cayeron, se equivocaron, erraron, pero se levantaron y aprendiendo de ello lograron ser mejores, muchas de esas historias las vivimos en Londres 2012

Para l@s deportistas de Colombia... 
AHHHHH las GRACIAS se quedan cortas. 
Sigo utilizando los mensaje de Edgar Humberto Alvarez para expresarles mi orgullo 


y para reflexionar sobre el gran papel de nuestros deportistas y nuestro país, les recomiendo este video: GRACIAS de Pirry. Si... podemos hacer lo que nos propongamos hacer.  



sábado, 11 de agosto de 2012

JuventudES

Nunca me he negado a contar la edad que tengo porque afortunadamente he tenido mis temporadas de come años donde con orgullo afirmo los años que me poseen para que me echen flores porque no se notan. :)

Por lo mismo quizá "llevo muchos años de joven", trabajando con jóvenes, en una etapa de juventud que, a pesar de haber ya sobrepasado los años en los que se enmarca, espero que no se me acabe nunca. 

Escuchando a Jaime Garzón ayer, comenzando mi homenaje a su homenaje, repetí muchas veces su frase: "Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvárselos nadie" y hoy reflexionándome y reflexionando en vísperas del Día Internacional de la Juventud y después de ver algunos de los registros fotográficos y de comentarios del 1er Reencuentro de JuventudES Colombia, decidí proyectarme hacia la Juventud que quiero seguir viviendo y hacia las JuventudES con las que quiero seguir construyendo en mi camino:

No hay una juventud, marcada o delimitada en una franja de edad, hay juventudES que conviven en etapas, en generaciones, en desconocimiento, en inexperiencia, en ganas, en anhelos y sueños, en capacidad de aprender, en vitalidad en el alma y el cuerpo. Hay juventudES que conviven con quienes a pesar de su corta edad reproducen los patrones de generaciones de mayor edad, juventudES que se desinteresan por el otro y l@s otr@s, que se cierran a soñar, que tienen pereza de moverse, cómodas con lo que otros adultos les han dejado, o que en sus intentos revolucionarios y contestatarios deciden anular a l@s otr@s porque piensan diferente. Yo quiero seguirme viviendo en las primeras juventudES las que siguen creciendo a lo largo de la vida, porque son juventudES de seres humanos, SERES, HUMANOS, que aprenden, se corrigen, se conocen, experimentan, sueñan, se equivocan, cometen errores y vuelven a alcanzar triunfos a lo largo de toda su vida. 

Quiero seguirme viviendo las juventudES que transforman. Las que han hecho que Colombia se viva y se vea y sienta viva desde la lejanía. Las que huelen a renovación y esperanza en Venezuela. Las que crecen con convencimiento de renovación en Guatemala. Las que se comprometen con el México que viene, y con las que me aprendo en el país donde construyo mi hogar actual. 

Quiero seguirme viviendo con las juventudES contestatarias pero que ejerciendo la reflexión construyen y no se quedan en la crítica. Que llevan la revolución a plantear nuevas evoluciones, y no a reciclar patrones que anulen al contrario por ser y pensar diferente. Quiero seguirme viviendo las juventudES que se deciden a vivir un mundo más humano y de más serES que se autocritican y reflexionan para no seguir en los espirales viciosos de querer (volver a) inventar la rueda sin traer innovación en cómo usar la original. 

Quiero seguirme viviendo entre, desde, con las juventudES con quienes nos sabemos distint@s pero donde aprendemos a complementarnos para ser mejores, mejores personas, mejores profesionales, mejores hombres, mejores mujeres, mejores equipos, mejores gobiernos, mejores sociedades, mejores familias, mejores países. Quiero seguirme viviendo con las juventudES latinoamericanas que se disfrutan distintas y se reconocen valiosas, que aman sus tierras y abrazan sus culturas.

JuventudES que construyen el mundo, que no dejan que él pase sin pena ni gloria. 
JuventudES que hacen cambios. 


viernes, 10 de agosto de 2012

Alcanzar lo que queremos ser: el ejemplo de nuestr@s deportistas

Impresionada,
Emocionada,
Impactada

No solo por l@s colombian@s, sino por tod@s l@s deportistas que en Londres 2012 han demostrado de qué están hechos. De capacidad para alcanzar sus sueños. Si. Es lo que nos han demostrado en una forma tan sensible que ver cada competencia es un momento que encoje el corazón y se arruga hasta sentir el alma... vibrante... esa que intentamos esconder por vivir en el día a día de las carreras y las responsabilidades y que cuando pasa algo así llora de emoción porque se siente viva de nuevo.

Soy una convencida plena de la capacidad de los seres humanos para aprender en cualquier momento de su vida. Para aprender y transformarse, y crearse y recrearse.

No es tarde para aprender de nuestr@s deportistas.

De disciplina, de constancia, de coraje, de intensidad, de levantarse aunque se caiga, se tropiece, se rompan los huesos, se desgarre la carne... nunca... nunca pasamos del piso y siempre estamos en capacidad de volver a levantarnos para hacer lo que nos corresponde para alcanzar nuestros sueños.

GRACIAS...
Gracias a nuestr@s deportistas,
quienes alcanzaron medalla
y quienes no...
porque ustedes nos demuestran lo importante de seguir... de alcanzar lo que queremos ser.

Gracias a Edgar Humberto Álvarez por cada imagen homenaje a nuestr@s deportistas
http://seloexplicoconplastilina.blogspot.mx/

jueves, 9 de agosto de 2012

¿Y si tod@s pedimos la palabra?

¿Y si todos pedimos la palabra?
Pero para aportar, para construir, para avanzar...

Que intensas "discusiones" las que se arman cuando queremos hablar de política, y/o cuando otr@s lo hacen y comenzamos a señalar con el dedo con calificativos porque son diferentes, porque están en un espacio donde no fuimos invitad@s, o porque quizá no estamos de acuerdo con sus premisas; si, el foco de esas 'discusiones' actuales es el encuentro de personas que se realizó en Medellín el día de ayer y que se llamó a si mismo como "Encuentro Ciudadano por la Democracia Pedimos la Palabra".

Celebraría tales discusiones si estuvieran abiertas a conocer sobre lo fundamental de las mismas, a compartir pareceres, a dirimir sobre las opciones de construcción, pero las "discusiones" que se han visto entre ayer y hoy están enfocadas a calificar como anti, pro, o contra, un encuentro de personas de distintas vertientes que decidieron pedir la palabra para reiterar que la política es más que el proceso electoral, aunque no se abstraen de él, y que se requiere acerca LA política con l@s ciudadan@s que han decidido abstraerse por decepción, o por desinterés.

Pidamos la palabra. No por pertenecer o no a un movimiento sino por ser protagonistas de la historia que queremos escribir. Escuchemos si otr@s piden la palabra y conozcamos sus posturas, analicemos propuestas, construyamos en forma colectiva. No estigmaticemos a la entrada, porque no sacaremos nada de salida.

Reencontrémonos con la política que es nuestra, como ejercicio ciudadano, como opción de ejercer nuestra ciudadanía. ¿Ilusionémonos de nuevo? SI, tenemos tantas oportunidades de ilusionarmos de nuevo como oportunidades tenemos de ser gestores de la historia que queremos escribir. No nos ilusionemos por las personas que lideran las iniciativas, ilusionémonos con nuestros compromisos, con darnos la oportunidad de abrir las discusiones, de participar, de construir, de ser gestores de cambios. Seamos críticos de los vacios y las vanalidades, pero no nos quedemos en plan de criticador@s, pasemos a gestar y tomémonos los espacios. Hagamos, seamos.

Pido la palabra, me la tomo. :)
Escribo.
Participo.
Pero también leo, escucho, comparto, discuto cuestiono.
Porque me gusta ejercer la política, porque soy ciudadana y ejercerla me hace serlo aún más.
Ejerzamos la posibilidad de pedir la palabra.

¿Por qué dejas de escribir? ¿Por qué volver a escribir?

Revisando que la última publicación en mi blog es del 1 de Enero y revisándome en qué hice desde esa fecha entiendo el por qué dejé de escribir. Me estaba aprendiendo y aprendiéndome en procesos nuevos mientras asimilaba aprendizajes sin decidirlo formalmente había decidido no escribir.

Y vuelvo a escribir porque ya estoy empezando a asimilar lo que estaba aprendiéndome y en ese proceso, mientras concreto la sistematización de lo que he aprendido es hora de empezar de nuevo a compartirme compartiendo lo que aprendo cada día, lo que he aprendido, y las expectativas sobre lo que quiero seguir aprendiendo.

¿Por qué deje de escribir? si, mientras me asimilaba más. Pero no dejé de compartir y prueba de ello es que mis redes en FB y en Twitter siguen activas con mis ñoñadas.

¿Por qué volver a escribir? Porque bien estimulante es sistematizar mis aprendizajes y compartir lo que veo, lo que sueño, lo que construyo, lo que me interesa, de lo que quiero seguir aprendiendo.

Así que de nuevo... por aquí... Tomando las palabras para aprenderme... y a propósito de tomar las palabras es mi próximo post :)