viernes, 19 de junio de 2009

Y finalmente... decidido...

Hace dos años se dió el evento que quizá cambió mi vida y que igual solo conocí, y conocimos, 10 dias después.

Por eso hoy comienzo. Por ellos, por 11 personas, 11 hombres que fueron asesinados en la selva. 11 hombres que habían cumplido 5 años secuestrados. 11 familias extensas que perdieron a un ser querido...

Once amigos: Juan Carlos Narváez, Jairo Hoyos, Alberto Quintero, Edison Pérez, Héctor Fabio Arizmendi, Javier Giraldo, Ramiro Echeverri, Rufino Varela, Carlos Charry, Carlos Barragán y Nacianceno Orozco.

Aún hoy, aún ahora, con los ojos aguados sigo intentando pensar en ese 'mal' que nunca he visto. Que nunca he sentido. Que no me imagino siquiera. ¿Qué se verá en los ojos de quien es capaz de apretar un gatillo para acabar con la vida de otra persona igual a él? ¿Qué se ve en el alma de quien ya lo ha hecho? ¿Cómo serán sus sueños?

Respeto la institucionalidad de mi país. Amo el valor de policias y militares que dedican su vida para cuidarnos, haciendo uso legitimo del uso de la fuerza que les hemos concedido. Pero no dejo de pensar en todas las personas que han sido capaces o que han tenido que acabar con la vida de otra igual a ellas.

Quizá esta misma reflexión no la hubiera hecho asi antes. He venido aprendiendo-me.

Sigo exigiendo a las Farc el responder por lo que han hecho. Pero también le exijo al Estado, que aún estamos formando, a responder por lo que hemos hecho y por lo que hemos dejado de hacer.

Hace 2 años 11 vidas, 11 historias... fueron asesinadas... ¿cuántas han sido asesinadas antes? ¿cuántas han sido asesinadas después?. ¿Cuántas vidas dejaremos que sean asesinadas? ¿Cuántas vidas asesinaremos?